De Kundera y las marchas juveniles

Por Isis Mendoza

En “La insportable levedad del ser” Milán Kundera teje entre sus personajes varias relaciones que los llevan a través de la historia con matices eróticos, amorosos, crudos y hasta revolucionarios. Uno de estos personajes es Sabina, mujer liberal que es obligada a pertenecer a organizaciones comunistas en su pasado y es probablemente el personaje más contradictorio de la novela de Kundera.  Sabina hace, pues, una reflexión sobre el sentimiento que la acompaña al marchar en estas juventudes comunistas; una sensación de aversión se expresa a través de este singular personaje que alberga un complejo problema de fidelidad o de lealtad. En otras palabras, pone en tela de juicio el concepto mismo de la lealtad tanto en sus relaciones personales como en el sistema político al cual “pertenece”. En la historia, Sabina sostiene una relación con Franz, un hombre que también reflexiona desde una

Sigue leyendo